NUESTRA MISIÓN ES NUESTRA ESPIRITUALIDAD EN ACCIÓN: lo que hacemos en virtud de aquello que somos.

Queremos ser testimonio significativo de que solamente se puede ser plenamente hombre y mujer, cuando se acepta a Cristo como Rey y Señor de la propia vida y de la historia.

Con la mirada y el corazón en Cristo, se potencia nuestro compromiso evangelizador, de restaurarlo todo en Él.

ALGO POR LO QUE MERECE LA PENA VIVIR QUE ES MÁS GRANDE QUE NOSOTRAS MISMAS.

                                                                                              

                                                                    

P ara el P. Gras"LA EDUCACIÓN ES UNA SEGUNDA CREACIÓN"  y siguiendo su pensamiento queremos educar hombres y mujeres:

  • A la plenitud de ser persona, a imagen de Cristo.
  • A ser felices, formando la mente en la Verdad y el corazón en el Bien.
  • A ser agentes transformadores de la sociedad, según los valores del Reino de Cristo.    
  •  

Nuestra MISIÓN EVANGELIZADORA dirige sus mayores esfuerzos, por inspiración carismática a:

  • La educación.
  • La atención y promoción de la mujer.
  • La pastoral familiar.
  • Las obras de promoción social y de integración parroquial.
  • Las misiones de preevangelización y de anuncio de Jesucristo.