1918-2018, CENTENARIO DE LA MUERTE DE UN HOMBRE DE BIEN

 

En 1876, con el deseo de hacer reinar a Cristo en la familia y en la sociedad a través de la enseñanza, funda el Instituto religioso de la Hijas de Cristo Rey.

Murió en Granada el 7 de julio de 1918. Todo el amor por Cristo que ardía en su corazón, todas sus ansias de hacerle Rey de todos los corazones, hicieron que su vida se pueda resumir con dos palabras que fueron para él lema, síntesis de su vida, manifestación de su pensamiento y expresión de sus sueños: CRISTO REINA.